5. La noche me confunde

15pm Oslo, Noruega.

Conversación entre A, B y C. A y C son noruegos, B, español.

A: Hei A! ¿Vas a estar esta noche en casa?

B: No lo sé, creo que no.

A: Ah bueno… vale… Es que necesito entrar en casa pero no tendré llaves por que las tendrá C.

B: Bueno… a ver cómo podemos arreglarlo ¿A qué hora necesitas que esté aqui?

A: Esta noche, dentro de una hora.

B: ¿Dentro de una hora? ¿A las 16h?

A: Sí.

Por lo que si esta “noche” ceno a las 22 pm me temo que para ellos estaré de resopón madrugonero.

4. Han er min!!!

Han er min!!

Esta es la única frase que entendí de una performance de teatro a la que fui ayer. Curiosamente, era una frase muy importante ya que en ella se basaba la historia, con lo cual, pasé a entender el 70% de la historia. Y eso que no era en el Noruego que he estudiado, el Bokmål, sino en Nynorsk que es un dialecto más rural y bastante diferente al habitual.

Como dijo Shakespeare “mejor entender una frase que ninguna” y como dijo Aristóteles “pon entre comillas una frase al azar y luego un ilustre personaje a su píe y la gente creerá que esa persona dijo eso”.

 

3. Visitación finalizada

Durante estos dias he sido visitado por dos personas amigas humanas aqui en Oslo. Han sido unos días buenos de turisteo y parloteo. Hacía tiempo que no me relacionaba con humanos durante tanto rato seguido. Me ha gustado mucho.

Ahora, según me han dicho esta tarde, estoy con el síndrome post-visita. Se da en personas que viviendo durante un tiempo fuera de su país de residencia habitual, después de recibir alguna visita relacionada con su lugar de residencia habitual, presentan sensaciones de ligera soledad y vacío existencial en cuanto a relaciones interhumanas.

Esto es debido a que si estás acostumbrado a estar solo, durante unos días eres socialmente activo y luego te vuelves a quedar solo, entras en un estado de necesidad de chocolate, palomitas o cosas de esta índole, más propio de películas ñoñas americanas que de la vida real… Obviamente no es un drama, pero si cae domingo y el supermercado está cerrado o “tu pereza es mayor a la raíz cuadrada de los metros a recorrer hasta el seven eleven más cercano” {p>√m(7/11)} y no puedes comprar ese tipo de sustancias, entras en lo que se llama “estado autopreguntador sobre la vida misma y otras cuestiones psico-filosóficas”… salud mental, amor, economía, realización personal, etc.

Asín son las cosas.

Por cierto, hoy me han dado ganas de empezar a leer libros. Cuando cierta persona lea esto creo que oiré desde aquí un grito de “Aleluya”.

2. ¡Sal de aquí!

Aunque parezca que esté intentando hacer que abandones este sitio web, el título no es más que un juego de palabras ya que en realidad de lo que voy a hablar es de la sal de aquí.

Algo simple pero que es digno de mención.

La sal de aquí no sala. 

Ya me ocurrió en las Islas Azores y aqui me vuelve a ocurrir. A este cloruro sódico le faltan protones, por lo menos es lo que me ha comunicado mi sistema gustoso, que es el sistema que junto con el circulatorio analiza el sabor de las cosas.

1. Galimatías craneal

Güelcom tu Cuando un grajo vuela bajo.

Preparad un ibuprofeno. (lo entenderéis al final, si llegáis…)

¿Qué es esto?, ¿Por qué?, ¿Y por qué no?, ¿Donde?, ¿Cómo?, ¿Cada cuanto?, ¿Durante cuanto?, ¿Existe Dios?, ¿Hace frío?, ¿Cómo estás? y ¿Quieres que te mande tomates raf por correo que allí los tomates son horribles? son algunas de las preguntas que puede que conteste (o no) en este diario.

¿Diario? Ahora se llama blog!… carca, que eres un carca.

Bien, comencemos.

Para empezar tengo mis dudas de si escribir todo esto en un párrafo solamente y crear migrañas a todo aquel que lo lea o separar de vez en cuando las frases apretando ENTER en el teclado (esto último del ENTER va para aquel que haya pensado que era un carca… Te acabas de encontrar con algo poco carca leyendo ENTER, don’t you? Te has quedado impresionado ¿eh? o como diríamos los políglotas, te has quedado “print” o “impressed”…)

…Bufff a veces simplemente me asombro a mi mismo de mis dotes lingüísticas.

Bueno, empecemos respondiendo alguna de las preguntas que formulaba al principio de esta mierda para hacerlo más llevadero.

¿Qué es esto?

A ojos de muchos será un blog, a otros ojos será un diario sin necesidad de actualizar a diario (irónico, no?) y a otros ojos (espero que para la mayoría) será una mierda.

¿Por qué?

Lo llevo tiempo pensando y bueno, no es fácil de responder la pregunta. Tampoco es difícil.

Supongo que será por el hecho de que a veces  las personas necesitamos compartir lo que vivimos, para quejarnos de cosas, contar algo curioso que te ha pasado pero que no es lo suficientemente importante como para enviar un email o escribir un libro [esto no significa que crea que escribir un email es lo mismo que escribir un libro (un email tiene mucho más valor cultural, tecnológico y personal que escribir un libro ya que detrás de un email hay: un navegador web, un alojamiento virtual donde se aloja la información escrita, un ordenador o dispositivo lo suficientemente avanzado como para hacer realidad lo anterior, un cargador para que ese dispositivo pueda seguir enviando emails en un futuro cualquiera, un grupo de técnicos capacitados para mantener esa información, el navegador y el dispositivo, y un largo etc… para escribir un libro sólo necesitas papel, algo con lo que escribir o dibujar y unas tapas un poco más duras para proteger los papeles del interior)]*

*No sé si te has dado cuenta pero he utilizado paréntesis y corchetes, algo que aprendí en las matemáticas de antaño y que sirven para meter información dentro de un paréntesis ya existente. No creo que exista ese método en el arte de la escritura pero para mi supone una gran ayuda, ya que sin ellos no podría crear frases gigantes con varias explicaciones a la vez.

Podría seguir pero creo que esto va a ser el final por hoy.

Parte de la culpa de esto es de Maria José C. (la dejo en el anonimato porsiaca) que el otro día me animaba a hablar de mis cosas después de contarle que una tarde bajando en bici por las calles de Oslo a las 8,30 de la mañana se me heló el escroto.

No sé si fue el hablar de mi escroto o el que me imaginase despierto a las 8,30 de la mañana lo que hizo que esta dama (porque aunque sea ria del escroto ajeno no deja de ser una dama) me animase a escribir.

Si tenéis dudas sobre qué la impulsó a animarme a escribir podéis escribirle un mail a su correo:

estadireccionesfalsa@gmail.com

Me duele la cabeza.